Chispas | LEY DE PARTIDOS Y LEY ELECTORAL, PERO ¿Y CUAL DE ELLAS? - Chispas

En este país donde las cosas se ponen de moda, ahora de lo que todo el mundo opina, es sobre la necesidad de una reforma institucional que tenga como resultado dotar al país de una ley de partidos políticos, una ley electoral y un sistema de elecciones que, según los que estamos escuchando, es lo que garantizará la salida del PLD del poder en las elecciones del 2020.

Todo el discurso en la necesidad de la llamada ¨alternabilidad¨, lo que estaría muy bien si el partido de gobierno esta dispuesto ha suicidarse y anularse políticamente, con un congreso donde tiene mayoría, la cual obtuvo por el favor de los votos populares.

Todo irá color de rosas, hasta que los planteamientos concretos de estas leyes comiencen a presentarse en las cámaras legislativas que son las únicas que constitucionalmente tienen la facultad de aprobar o no una reforma en ese sentido.

Y dentro de las cámaras, a quien le corresponde la mayor responsabilidad, por la mayoría que tiene, es al Partido de la Liberación Dominicana, que ya presentó un proyecto de ley de partidos consensuado por su comité político tan lejos como el mes de marzo del año pasado, el que fue bloqueado por algunos partidos de la oposición y dejado sobre la mesa hasta después de las pasadas elecciones.

El tema de la ley de partidos políticos tendrá que contar con una fuerte decisión politica del Presidente de la República Danilo Medina y del Presidente del PLD Leonel Fernández, ya que solo ellos tienen la fuerza orgánica dentro de las cámaras legislativas para imponer la fuerza de los votos obtenidos en las elecciones del 2010 o 2012, y complacer a los que piden que se apruebe una ley de este tipo en esta legislatura.

Cuando hablamos de ley de partidos políticos en la República Dominicana, y el papel que jugaría el congreso de la nación al ejercer su labor de representación política como primer poder del estado, nos gustaría saber a cual de todas las que están depositadas se refieren los que piden una rápida aprobación.

Que nosotros sepamos, existen cinco proyectos diferentes: uno que introdujo la Junta Central Electoral, otro del PRD, el tercero del PRM, ademas uno que presentó la Fundación Institucionalidad y Justicia y el ultimo presentado por el PLD, en ese berenjenal de que cosa será que estamos hablando.

Al haber tanta diversidad de opiniones sobre este tema y por lo corto del tiempo que queda en le presente legislatura, lo mas probable es que la ley de partidos tendrá que ser tema de discusión del próximo congreso, cuya composición favorece, por decisión popular, aún mas al partido de gobierno, lo mejor que podríamos hacer es sentarnos a esperar el lloro de los que seguro no saldrán complacidos porque cada quien quiere una ley a la medida de sus aspiraciones.

Y desde ya se observa que habrá dos temas nodales de discusión, donde será poco probable que haya acuerdo general entre las fueras políticas del país, uno de ellos es la eternizaron hasta el infinito de las autoridades de los partidos principales hasta, mínimo, después de las elecciones del año 2020.

¿Como se puede plantear democracia interna en partidos que no son capaces de renovarse a nivel de sus dirigentes de todos los niveles en los periodos ínter-electorales?

El PLD en un acuerdo interno congeló todas sus autoridades por cuatro años mas desde antes de las pasadas eleciones, el PRD hizo lo mismo con su presidente Miguel Vargas, quien se agenció su mantenimiento como presidente de ese partido hasta el año 2020.

En el Partido Reformista, tenemos en nuestro poder unos estatutos que pasó de contrabando Quique Antún en una reunión en la ciudad de Santiago, donde también se apropia de la presidencia de esa agrupación hasta después de las elecciones del 2020 y en el PRM nadie ha escuchado que, después de la derrota, como sucede en toda agrupación política moderna, se aprestan a sustituir sus autoridades.

Y ni hablar del PQDC, donde la familia Wessin tiene eso por heredad, la FNP donde domina el apellido Castillo, Dominicanos por el Cambio que maneja Eduardo Estrella, así como el PUN de Pedro Corporan, la UDC de Luis Acosta Moreta, el PCR de Zorrillo Ozuna, el BIS de Peña Guaba y todos los etcéteras que usted le pueda agregar.

Es decir, discutiremos una ley de partidos y la aprobaremos, cualquiera que sea, para ser aplicada después de las elecciones del 2020, porque no existe un solo partido político en la República Dominicana, donde sus autoridades principales estén dispuestas a brindar un espacio de apertura que renueve, bajo las nuevas reglas que se aprobarían, las caducas direcciones que ya se han congelado en el poder partidario.

Y el otro tema que será muy conflictivo es lo que se refiere al financiamiento publico de los partidos políticos.
La ley vigente estipula que el 80% de los fondos que entrega el gobierno a través de la JCE a las organizaciones políticas, se repartirán entre los que hayan obtenido por encima del 5% de los votos presidenciales en una elección.

El 20% restante se reparte entre los partidos que obtuvieron menos del 5% a partes iguales, es decir, si se mantiene esa forma de reparto, al PLD, PRD, PRSC y PRM les correspondería el 80% de los fondos a partes iguales y en sumas mensuales, excepto el año electoral.

Esto es a todas luces injusto en las dos puntas de las agrupaciones, entre los mas votados, porque en el caso del PLD, posee una estructura nacional funcional, que reclama fondos desde el partido para su existencia orgánica, lo que no sucede con el PRSC, por ejemplo, que solo tiene una cúpula voraz que se traga los fondos sin dar cuenta a nadie porque su estructura politica no existe.

Y también es injusto para los mas pequeños, porque por la ausencia de financiamiento no pueden crecer, ya que les falta el combustible principal de la política moderna que es el dinero, esta ausencia de fondos abre espacios para financiamientos de dineros calientes provenientes del narcotráfico y otras actividades delictivas.

Así que con solo dos ejemplos creemos haber demostrado que no es tan fácil implementar, porque aprobarla solo necesita de voluntad política, una ley de partidos y una ley electoral donde todos salgan complacidos.

Lo mas probable es que nos vamos a embarcar en una de esas discusiones eternas donde todos comenzarán a halar para su lado, para tratar de abrir espacios para satisfacer sus intereses particulares, que al fin es el objetivo que tienen todos los grupos y partidos que están opinando sobre este tema.

Artículos relacionados

Y SIN EMBARGO “DOS NO ES IGUAL A UNO MAS UNO...
views 122
¨Y Sin Embargo¨ es una de las canciones mas famosas de Joaquín Sabina, el genial cantor español, donde relata el cariño que dice sentir por una mujer ...
AMABLE CHUPANDOSE CON UN CALIMETE AL REFORMISMO
views 92
En el dia de ayer se realizó un acto en la ciudad de Bonao, donde la diputada del Partido Reformista Social Cristiano Maria Mercedes Fernández, pasó a...
DANILO MEDINA Y EL ¨AGUA BENDITA¨ EN EL NORDESTE
views 101
Ya casi llegando al final de esta campaña electoral, en la tarde de ayer el Presidente Danilo Medina, encabezó una larga movilización, que cual cintur...
¨SOY SUYO Y TAMO GANAO¨: ¿UNA CAMPAÑA SIN LEONEL? ...
views 191
Lo que encabeza esta columna el día de hoy, es una de las frases mas escuchadas por los que algunas vez se plantearon ser candidatos a un cargo el...

Humberto Salazar

Leave a Comment