Chispas | PETRÓLEO: GUERRA ECONÓMICA Y GUERRA POLÍTICA - Chispas

Como era previsible, Arabia Saudita ha hecho oídos sordos a la petición de varios países miembros de la OPEP para que disminuya su producción de petróleo y provocar un aumento de los precios en el mercado internacional.

Decimos que esto se esperaba, porque el país árabe esta desarrollando una estrategia económica y política que lo enfrenta a Irán, un país dominado por sus adversarios religiosos tradicionales, los chiítas, y evidentemente han formado una entente con los Estados Unidos para entre ambos usar disminución de los precios como arma política.

A pesar del intento de Venezuela en la OPEP de convencer a su socios en disminuir su producción, lo cierto es que los pozos petroleros de los países productores siguen extrayendo el crudo a toda velocidad, calculándose que existe una sobreoferta de cerca de 3 millones de barriles cada día.

Hace apenas dos años, el barril de petróleo Brent ubicaba su precio por encima de los US$120 dólares, lo que significaba una enorme rentabilidad, y por lo tanto poder político para los grandes países productores como Rusia e Irán, adversarios de los Estados Unidos y los países occidentales.

El precio abre el día de hoy bajando un 1.74%, ubicándose en los US$ 72.23 dólares el WTI y el Brendt baja un 2.25% vendiéndose en los US$ 75.84 dólares el barril; con estos números ya se consolida una tendencia a la baja de mas del 30% en los últimos 4 meses, lo que ha provocado el pánico en los países, que como Venezuela, dependen en mas del 95% de su economía de este producto.

La parte visible de esta caída se explica por la ley de la oferta y la demanda; el mercado esta saturado de oferta de los países productores, mientras que la demanda ha caído por varios factores: Europa y China apenas están creciendo, Estados Unidos ha pasado de ser un importador neto del crudo a ser el tercer mayor productor del mundo, solo superado por Arabia Saudita y Rusia.

¿Por qué Estados Unidos revirtió su dependencia del petróleo importado?, pues porque los altos precios permitieron el desarrollo del la explotación del llamado petróleo y gas de esquisto, que consiste en la ruptura de la roca que impedía su explotación con la inyección de agua caliente y productos químicos, lo que permiten su salida a la superficie.

A pesar del exceso de oferta, los países productores no han reducido su producción, Arabia Saudita pretende incluso aumentarla por encima de los 500,000 millones de toneladas que es lo que produce actualmente, esto hundiría aún mas los precios el próximo año.

Lo que no se ve claramente son las consecuencias geopolíticas de esta estrategia que llevan a cabo Estados Unidos y Arabia Saudita, principalmente, que buscan afectar las economías y la política interna de sus adversarios en el campo internacional.

Venezuela, por ejemplo, necesita un precio del barril por encima de los US$ 120 dólares, para mantener su política de subsidios, que es la base del socialismo del siglo XXI de Chavez y Maduro, pero con los precios actuales y una disminución de al menos US$10 mil millones de dólares de sus ingresos, tendría obligatoriamente que hacer los ajustes económicos a los que le huyen los llamados bolivarianos como el diablo a la cruz.

Rusia, país a quien las sanciones de los países occidentales ha afectado su economía de forma importante, necesita un precio por encima de los US$ 100 dólares, económicamente Rusia depende de la producción de gas y petróleo para mantenerse mas o menos estable, si el precio se ubica por varios meses por debajo de los US$ 80 dólares, las finanzas rusas se afectarían en forma grave y las expectativas políticas serían catastróficas para el gobierno de Putin.

Los dos primeros, Rusia y Venezuela, son adversarios globales de los Estados Unidos, el otro país afectado es Irán, que compite por el dominio en el volátil oriente medio con los príncipes sauditas.
Al mantener los precios a la baja, Arabia Saudita disminuye el poder económico de su rival y por lo tanto pretende convertirse en el poder hegemónico de la región con el apoyo militar de los Estados Unidos.

Pero no solamente es un problema de sobreabundancia de producción, también el consumo cae, los automóviles híbridos y eléctricos ya son una realidad en muchos países, sobretodo en Europa, y las fuentes alternativas de energía son cada vez mas eficaces y disminuyen el costo tecnológico que las hacia prohibitivas e impedían su desarrollo.

La gran pregunta es: ¿hasta cuando permanecerán los precios en los niveles actuales? y si la extracción del petróleo de esquisto seguirá siendo rentable con un barril por debajo de los US$ 70 dólares.

Mientras tanto, de seguir así las cosas, preparémonos para un año de turbulencia política en Venezuela, Rusia e Irán, ya que este parece ser el propósito de los dos grandes aliados de este mercado, Los Estados Unidos y Arabia Saudita.

Artículos relacionados

UNASUR Y LA COMPLICIDAD CON EL ¨GÜAGÜERO DE CARACA...
views 103
La visita de José Luis Rodríguez Zapatero a la celda donde permanece detenido por razones políticas Leopoldo López, uno de los líderes de la oposición...
LA QUIEBRA DE VENEZUELA ES CULPA DEL CHAVISMO Y DE...
views 61
Las fotos de los puentes en la frontera entre Venezuela y Colombia son mas gráficas que cualquier descripción que pudiéramos hacer de los peligros que...
¿DEMOCRACIA EN VENEZUELA? NO ME J……
views 71
De pronto los chavistas le huyen como el diablo a la cruz a la posibilidad de realizar un referéndum, figura que existe en la Constitución Bolivariana...
LA ESTRATEGIA DE GENGHIS KHAN APLICADA EN EL SIGLO...
views 129
Genghis Khan, el rey de los mongoles del siglo X, demostró que el terror bien usado y amplificado por las poblaciones que son objetivo de conquista, p...

Humberto Salazar

Leave a Comment