Chispas | SI ¨NO HAY VUELTA ATRÁS¨ ¡QUE SIGA DANILO! - Chispas

La política en la República Dominica se esta convirtiendo en algo muy repetitivo, para las elecciones de 1986 los seguidores del Partido Revolucionario Dominicano, entonces en el poder, decían que su candidato Jacobo Majluta era un ¨carro sin frenos¨ que iba directo la Palacio Nacional, solo que cuando llegó el momento de las elecciones el ¨carro¨ chocó con una pared llamada Joaquín Balaguer y los jóvenes del país que nos hartamos de vivir sin esperanza en un futuro mejor y asumimos a un anciano que confesó ser ciego y que su misión como presidente no sería ¨ensartar agujas¨.

Ahora casi lo mismo se repite con el ¨no hay marcha atras¨, consigna que ha tomado por bandera un grupo el Partido de la Liberación Dominicana para empujar la campaña electoral prematura que comenzaron hace varios meses, pues parece que lo que partió fue un tren o un carro cuya transmisión no tiene reversa, igual que hace varias décadas, solo que lo mas probable que ese sin marcha atrás choque con una realidad que lo detenga abruptamente y ese momento podría estar llegando.

Porque ¿en qué será que ¨no hay marcha atrás¨?.

¿En la posibilidad de una reforma a la Constitución que devuelva la igualdad a todos los políticos dominicanos?

Eso es imposible sostenerlo cuando tenemos una Carta Magna que ella misma contiene la forma y manera que puede ser modificada con ese propósito, y existe el caso único en nuestra historia donde se fue capaz de agregar un “ripio¨ a un documento tan serio como ese, para afectar directamente a un ciudadano llamado Danilo Medina para que pueda ejercer sus derechos políticos.

Y como existe la máxima de que ¨el que puede lo mas también puede lo menos¨, los mismos que firmaron para que eso se hiciera, que fueron los miembros del comité político del partido de gobierno, podrían someter el tema a votación y decidir ordenar a sus legisladores modificar la Constitución y entonces veremos si se impone la ley primera de la democracia que es respetar la mayoría.

No nos imaginamos a algunos ¨barrigones¨, hartos de la buena comida y el buen vino a que no estaban acostumbrados, haciendo marchas o campamentos frente al congreso nacional para impedir por la fuerza del ruido y la insensatez, ya que evidentemente no cuentan con los votos necesarios para ello, de modifique la Constitución de la República por medio de los mecanismos que ella misma contiene en su texto.

Y en cierto sentido y mirando las cosas de modo diferente podríamos estar de acuerdo en que no debe haber vuelta atrás, en la implementación de las políticas económicas que han permitido a la República Dominicana ser líder en los últimos años en crecimiento económico en nuestra región.

No debe haber vuelta atrás en la lucha contra la pobreza, que ha caído del 41% medida en el 2012 a un 23% en el 2018, es decir hemos ido avanzando hacia un país donde la inclusión es una norma, con el liderazgo de un gobierno que ha logrado lo que ¨nunca se había hecho¨: conseguir que la clase media sobrepase a los pobres, y para confirmar que esto no es estadística, solo hay que salir a las calles para observar como se ha disparado el consumo en la República Dominicana.

Tampoco debemos dar marcha atrás en la provisión de estancias infantiles para las madres trabajadoras, la construcción de nuevas aulas para nuestros estudiantes, la entrega de materiales y equipos que disminuyan la brecha digital y permitan a nuestros jóvenes integrarse a los trabajos del futuro, única vía que tendremos para convertirnos en un país del siglo XXI.

No debe haber vuelta atrás en la construcción de nuevas unidades hospitalarias que den servicio de calidad a la población mas vulnerable, tampoco en la ampliación de los servicios a través del plan básico de salud en un país donde ya el 70% de la población posee derechos de atención porque esta asegurada.

No puede haber vuelta atrás en la cantidad de pequeñas empresas que se han integrado a ser proveedoras del gobierno por la transparencia con que se ha venido manejando el sistema de compras gubernamentales, son miles las Pymes que se han creado en estos 6 años de gobierno y con la democratización de las compras se consolidan los empresarios dominicanos.

Tampoco debe haber vuelta atrás en las jornadas dominicales del actual presidente de la República, esas ¨visitas sorpresas¨, que están siendo imitadas en otros países, han logrado devolver la esperanza a los hombres y mujeres del campo que lamentablemente habían sido abandonados por décadas, nadie concebía a un gobernante sentado en una silla plástica o de güano, hablando cara a cara con los campesinos de sus problemas y llevando soluciones inmediatas y respuestas con seguimiento y garantía de soluciones.

No debe haber vuelta atrás, mejor hacia delante, en buscar llegar a la meta de ser autosuficiente en materia de alimentos, hablamos ya de que el 85% de lo que comemos se produce en nuestro territorio, y mas que eso, porque estamos en capacidad de exportar hacia muchos países del área, nuestras exportaciones agrícolas siguen creciendo, y todavía los proyectos agro-forestales auto-sostenibles aun no están en producción.

Y esperamos que no haya ¨vuelta atras¨ en lograr la meta de que mas de 10 millones de turistas nos visiten para el año 2022, seguimos creciendo en habitaciones hoteleras, son mas de 85 mil en estos momentos con un promedio de ocupación del 77%; atraemos un turismo de mayor calidad, que gasta mas dinero, incluso con complejos de lujo donde los nombres de los famosos comienzan a ser algo habitual.

Estas son solo algunas de las cosas que creemos justifican el lema de que ¨no ha vuelta atras¨, pero no para discutir el ¨quítate tu pa ponerme yo¨, que parece ser la meta de algunos, donde no debe haber ¨vuelta atras¨ es en continuar con el avance económico e institucional que hemos logrado en los últimos años, y para que no ¨haya vuelta atras¨ en esta etapa de la historia, lo mejor seria que siga Danilo y así no tendremos sobresaltos.

Esperemos su decisión y que no haya vuelta atrás o ni un paso atrás ¨ni para coger impulso¨.

Humberto Salazar

Leave a Comment